Huawei tiene nuevo modelo barato y de grandes prestaciones

La serie P de Huawei sigue estando en plena forma. Tras el P10, la marca mantiene su estrategia de lanzar un modelo más económico que atraiga a todo tipo de usuarios, y en esta ocasión han preferido retirar la palabra "Lite" para nombrar al nuevo dispositivo P smart. Este recién llegado presume de ofrecer una pantalla de 5,7 pulgadas con formato 18:9 (2.160 x 1.080 píxeles) y tecnología FullView, es decir, un panel que apura los biseles al máximo. El resultado son unos marcos laterales muy reducidos y unos superior e inferior bastante apurados. De esta forma consiguen ofrecer un terminal económico con muy buen aspecto que poco tiene que envidiar de sus hermanos mayores.

Además, el terminal monta un conjunto de doble cámara con un sensor de 13 megapíxeles que se encargará de obtener los mejores detalles en las capturas, disponiendo también de modo retrato (efecto bokeh (tanto con la cámara trasera como con la frontal). A priori, parece que la cámara apunta maneras, así que en el caso de que vayas a exprimirla al máximo deberás de saber que podrás contar con 32/64 GB de almacenamiento interno ampliable con tarjetas microSD de hasta 256 GB.

A nivel de rendimiento, este P smart cuenta con un procesador Kirin 659 de ocho núcleos a 2,36 GHz, un procesador que no es ni el más potente de la marca, ni cuenta con funciones de inteligencia artificial, pero que sin duda rendirá perfectamente para el uso cotidiano que podría darle un usuario sin demasiadas exigencias. Junto a la CPU, podremos disfrutar de 3 GB RAM en el caso del modelo de 32 GB y de 4 GB de RAM en el de 64 GB.

El teléfono se pondrá a la venta el próximo 1 de febrero por unos interesantísimos 259 euros, y para completar su carta de presentación, Huawei ha incluido la última versión de Android en su interior, Oreo, por lo que comenzarás a tener el dispositivo actualizado desde el primer día.

Con la eliminación del término Lite, Huawei comienza este nueva etapa con la misma idea, así que no dudamos de que el teléfono conseguirá excelentes cifras teniendo en cuenta la herencia que recoge.